PAISAJISMO

Nuestros jardines transmiten sensaciones únicas y despiertan los sentidos. Eso se debe a que cuando hacemos un jardín pensamos en él como profesionales del verde, pero en Bimara vamos más lejos, hacemos más que plantar árboles y césped. Hacemos jardines de diseño, no jardines pretenciosos, pero jardines bien planeados. 

ESTAR EN CONTACTO

BUSCANDO LA PERFECIÓN

Estudiamos cada centímetro de su parcela para hacer que el jardín que tienes en mente sea mejor de lo que esperabas.

Que sea más funcional, más sostenible, más bonito, más sano, que tengas menos trabajo al cuidarlo, y que haga tu vida y la de los tuyos más verde. Nos involucramos totalmente porque nos apasiona lo que hacemos.

VISIÓN GLOBAL

Con más de 20 años de experiencia transformando espacios abandonados y sin vida en verdaderos oasis de descanso y relajación, donde puedes descubrir con los tuyos el placer de disfrutar momentos únicos en el jardín.

El paisajismo es caro

Es poco conocido pero la tarifa de un proyecto de paisajismo depende del número de metros cuadrados de estudio. O, lo que es lo mismo, del espacio que hay que decorar tanto con plantas o árboles como con otros elementos decorativos.

El paisajismo solo es para grandes jardines

Sea cual sea el espacio de un jardín, es posible convertirlo en paisaje. E, incluso, un jardín de pequeñas dimensiones puede lucir mucho más hermoso que uno grande y hasta se puede aplicar paisajismo a una terraza.

Ha sido un placer trabajar con Bimara, despues de vernos con otros profesionales nos vimos con Ivan y en seguida percibimos que su trabajo es especial, entendio nuestras necesidades y gustos, y lo plasmo en un bonito proyecto

David Alapont

Excelentes profesionales y mejores personas. Ha ido todo a pedir de boca, gracias a Bimara hemos visto cumplido nuestro sueño

María José Escutia

Al principio queda muy bonito pero, con el tiempo, no es posible mantenerlo: cada proyecto de paisajismo debe elaborarse de manera personalizada.

la correcta elección y asesoramiento del tipo de árboles según diversos aspectos (como, por ejemplo, las corrientes de aire o el tipo de suelo) a las flores más adecuadas para cada jardín: nada es tan accesorio como parece ni tan sencillo de elegir como podemos imaginar.